Buscar
 
 

Resultados por:
 


Rechercher Búsqueda avanzada

Últimos temas
» Country Music
por josefito Sáb 18 Feb 2017, 10:44

» ¿QUÉ ESTÁS ESCUCHANDO AHORA?
por josefito Sáb 04 Feb 2017, 10:26

» Recopilación de fechas de la agenda de Virginia Maestro
por Foster Jue 02 Feb 2017, 19:40

» Virginia Maestro en la red
por Encantada Mar 31 Ene 2017, 01:44

» CANCIONES INÉDITAS
por SEXYROBOT Lun 23 Ene 2017, 18:55


1001 discos que hay que escuchar antes de morir

Página 4 de 9. Precedente  1, 2, 3, 4, 5, 6, 7, 8, 9  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Re: 1001 discos que hay que escuchar antes de morir

Mensaje  fedenieko el Lun 13 Jun 2011, 22:30

The Smiths - Strangeways Here We Come (1987)



El cuarto y último disco de la banda mancuniana, editado pocos días después de que anunciara su separación, representa el típico final en el que el planteo parece ser –tal como lo hicieron los Beatles con Abbey Road– “si lo hacemos, lo hacemos bien.
Más allá de la batalla de egos que terminó con el grupo y del penoso litigio judicial posterior, la breve trayectoria (independiente) de este equipazo (1982-1987), compuesta por solo cuatro discos de estudio y una interesante cantidad de singles, fue suficiente para depositarlo en un lugar de privilegio en el inabarcable árbol rockero, algo que en principio se debió más al reconocimiento contemporáneo de los colegas y del público que de la crítica.
Es inevitable hablar de The Smiths sin referirse primero a Stephen Patrick Morrissey, la estupenda voz cantante encargada de teatralizar su introversión, baja autoestima, soledad y también su cultura, su ácida visión de la vida cotidiana y su especial sentido del humor; aunque jamás deberíamos pasar por alto el invaluable aporte del guitarrista y cerebro musical, Johnny Marr –cuyo virtuosismo no pasa por los solos pirotécnicos, sino por su sentido de la armonía–, y de la espléndida, compacta base formada por Andy Rourke (bajo) y Mike Joyce (batería).
Pues bien, luego de tres álbumes que condensaron el amplio abanico de influencias del cuarteto, que iban desde el glam y el punk rock hasta el rockabilly y el vodevil, filtrados por el alma de crooner perdedor de Morrissey, Strangeways, here we come significó un escalón más en el refinamiento pop que supo desplegar esta banda y que el cantante continuaría en su excelente carrera solista.
Básicamente, lo que distingue este Lp de sus antecesores es un tratamiento sonoro inédito en la carrera del grupo, cuyo arte se ve enriquecido como nunca por capas sintetizadas de cuerdas, vientos, pianos y baterías, y la presencia –bien de los ‘80– de elevados niveles de reverberancia, haciendo juego con las ya conocidas genialidades de Marr y la afectada (e irreverente) poesía de Moz. La última gran obra de este gran conjunto inglés que, hasta el momento, al igual que los Talking Heads, ningún cheque en blanco ha podido traer de regreso.



I won't share you incluido en el disco Strangeways here we come (1987)

_________________

fedenieko
Admin
Admin

Mensajes : 3348
Fecha de inscripción : 24/01/2011

Volver arriba Ir abajo

Re: 1001 discos que hay que escuchar antes de morir

Mensaje  fedenieko el Miér 15 Jun 2011, 19:41

Guns n' Roses - Appetite for Destruction (1987)



Guns N' Roses es una banda de hard rock que nació en Los Ángeles, en marzo de 1985. El grupo estaba formado por el cantante Axl Rose, los guitarristas Slash e Izzy Stradlin, el bajista Duff McKagan, y el baterista Steven Adler. El nombre deriva de la combinación de dos bandas muy importantes en Hollywood, los L.A. Guns y los Hollywood Rose. Su primer concierto tuvo fecha el 6 de junio de 1985 en el Troubador (Hollywood, California).
En 1987 grabaron su primer disco de estudio Appetite For Destruction, con producción e ingeniería de Mike Clink y mezclas de Steve Thompson y Michael Barbeiro. El disco vendió 25 millones de copias, tuvo tres canciones entre el top 10 ("Welcome to the Jungle", "Sweet Child o' Mine" y "Paradise City" ), y alcanzó el número 1 en las listas.
Appetite For Destruction es el segundo disco debut más vendido de la historia. El nombre del disco salió de una postal que descubrieron en una tienda. La portada del mismo, en la que aparecía una joven sentada contra un muro, en evidente apariencia de haber sido recientemente violada y de ir bastante pasada de narcóticos, junto a un robot con gabardina (suponemos que el autor de la violación) y un ser con puñales por dientes sobrevolando la escena, fue censurada a las dos semanas de ponerse el vinilo a la venta, siendo sustituida por la famosa cruz latina en la que aparecían las calaveras de los cinco componentes de la banda californiana. No obstante, la portada original se incluyó en el interior de la carpeta del disco, junto con las letras, y en las páginas centrales del libreto en la edición en CD. Hay quien dice que fue esta portada la que motivó la aparición del conocido sello blanquinegro, cuya leyenda "Parental Advisory/Explicit Content" adorna muchos de nuestros discos; aunque esta afirmación no está probada.
En el 2001, la revista "Q" nombró "Appetite for Destruction" como uno de los 50 álbumes más heavys de todos los tiempos. En el 2003, la cadena televisiva VH1 lo nombro como el álbum número 42 de todos los tiempos.

"Todo el mundo quiere tener este disco porque, en realidad, es peligroso..." Slash, 1988



Sweet child o'mine incluido en el disco Appetite for destruction (1987)

_________________

fedenieko
Admin
Admin

Mensajes : 3348
Fecha de inscripción : 24/01/2011

Volver arriba Ir abajo

Re: 1001 discos que hay que escuchar antes de morir

Mensaje  fedenieko el Sáb 18 Jun 2011, 23:12

The Jesus and Mary Chain - Darklands (1987)



El truco era prácticamente infalible. Una banda con una actitud escénica belicosa, tocando de espaldas al público, dando entrevistas con un acento tan cerrado que resultaba muchas veces incomprensible y unas canciones de pop efervescente sepultadas bajo toneladas de guitarras sucias, distorsionadas hasta extremos que bordeaban lo intolerable. Los críticos compraron casi sin vacilar, el público… también.
Después de Psychocandy, aquel debut que más de uno llevó de regreso a su disquería amiga al son de “me parece que está mal, me lo vendieron fallado”, los hermanos Reid se tomaron un descanso y se dedicaron a escribir canciones. En ese ínterin Bobby Gillespie dejo su puesto de baterista “de parado” y formó Primal Scream y apareció una compilación de rarezas y caras “B” llamada Barbed Wire Kisses para matizar la espera de un sucesor propiamente dicho.
En este álbum “Darklands “ Lo primero que salta a la vista es el sonido, completamente renovado, más “radial” y depurado. Atrás quedaron las baterías llenas de cámara, las guitarras “pegadas” en la mezcla y las voces saturadas de reverb. El acento está puesto en las composiciones, no hay tanta urgencia sino sutilezas, arpegios narcóticos y cambios de dirección inesperados. Siempre dentro del espectro en el que se mueven William y Jim Reid, claro. No esperen arreglos sinfónicos ni tiempos musicales ajenos al 4/4 tradicional, ellos son expertos en el dominio de la canción pop, y dentro de ese esquema se mueven como peces en el agua.
Después de Darklands el camino para Jesus… fue un constante “cuesta arriba”, cada uno de sus discos era comparado con sus dos primeros álbumes. Pero también hay que decir que en todos sus discos hay buenos momentos y a lo largo de más de una década siempre han sabido meter un respetable puñado de canciones geniales. No es poco.

"Todo lo que hacemos suena a música pop, a pesar de ser diferente a cualquier otra música pop" Jim Reid, 1985



Nine million rainy days incluido en el disco Darklands (1987)

_________________

fedenieko
Admin
Admin

Mensajes : 3348
Fecha de inscripción : 24/01/2011

Volver arriba Ir abajo

Re: 1001 discos que hay que escuchar antes de morir

Mensaje  fedenieko el Lun 20 Jun 2011, 11:22

Ladysmith Black Mambazo - Shaka Zulu (1987)



Ladysmith Black Mambazo es un grupo de música coral sudafricano masculino liderado por Joseph Shabalata. Con su música tratan de representar el resurgimiento de la nueva Sudáfrica, tras los duros años de racismo y apartheid.
Surgido en torno a 1960, el grupo es conocido internacionalmente desde 1986, año de la publicación del legendario disco «Graceland», de Paul Simon. Su estilo representa la música tradicional zulú, llena de espiritualidad y cantada a capella (lo que allí llaman isicathamiya), que tuvo su continuidad entre los trabajadores mineros sudafricanos. Carente de instrumentos, la música de Manbazo tiene ya carácter legendario entre los aficionados a la world music. Varios premios Grammy han jalonado su trayectoria, concretada en la publicación de más de cincuenta discos. Ejemplo de su popularidad es que sus miembros fueron invitados a actuar en la ceremonia de entrega del premio Nóbel de la paz a Nelson Mandela, a quien acompañaron también en su toma de posesión como presidente de Sudáfrica.
Que mejor que este disco que nos recuerda que el mundo sigue siendo bello a pesar de todo. Diez temas para celebrar la vida y vivir en hermandad con la naturaleza.

"Sin oír siquiera las letras, esta música va directa a la sangre porque sale de la sangre." Joseph Shabalala, 2004



Hello my baby incluido en el disco Shaka zulu (1987)

_________________

fedenieko
Admin
Admin

Mensajes : 3348
Fecha de inscripción : 24/01/2011

Volver arriba Ir abajo

Re: 1001 discos que hay que escuchar antes de morir

Mensaje  fedenieko el Miér 22 Jun 2011, 11:40

Laibach - Opus Dei (1987)



Laibach, grupo de música industrial esloveno que nació como asociación cultural juvenil en 1980, en un pueblo minero, centro de la vanguardia obrera yugoslava, llamado Trbovlje. Laibach es una palabra Alemana, sinónimo de la capital de Eslovenia; donde conviven Latinos, Alemanes y Eslavos. El sonido militante sintetizado logra un ambiente bélico, con sonidos que se salen de lo industrial y se acercan a una propuesta menos bailable. Lo caracteristico de este disco son dos tributos: "Geburt Einer Nation" que corresponde a "One Vision" de Queen, el otro es "Opus Dei" [y Leben Heibt Leben en Alemán] de la banda Alemana Opus. Opus Dei tiene mucha variedad de sonidos y estilos; no se quedan en el ritmo 4/4 electrónico con samplers - como muchas bandas industriales - sino que van más allá; es más, siento que manipulan samplers para distraerte o inculcar de manera invasiva un mensaje subliminal, es más, muchas veces me recuerda a Coil, en cuanto a la mezcla y aparición de samplers. Tal como Courage Wolf [youtube] inspira confianza, esta obra inspira motivación.



F.I.A.T. incluido en el disco Opus Dei (1987)

_________________

fedenieko
Admin
Admin

Mensajes : 3348
Fecha de inscripción : 24/01/2011

Volver arriba Ir abajo

Re: 1001 discos que hay que escuchar antes de morir

Mensaje  fedenieko el Sáb 25 Jun 2011, 22:28

Sonic Youth - Sister (1987)



Es un tópico hablar de Sonic Youth relacionándolos inmediatamente con la escena del grunge. Tal vez el hecho de que el grunge no se hubiera concebido sino gracias al áspero guitarreo (noise rock, para los que gustan de las etiquetas) de la banda Neoyorquina. Surgida en 1981 dentro de la escena del No wave, movimiento que se burlaba de la comercialización del New wave, en pleno auge en la época, a su vez que buscaba la experimentación dentro de la música, e integrada por Thurston Moore en guitarra y voz, Kim Gordon en el bajo, Anna DeMarinis en los teclados y a Richard Edson en la batería, ha cambiado periódicamente de formación manteniendo a Moore y Gordon como ejes de la banda.
El álbum a continuación, Sister, lanzado en 1987, es su sexto álbum de estudio y el último grabado con la disquera SST, con la cual tuvieron conflictos gracias a retrasos en los pagos y problemas de índole administrativa. En este álbum, Sonic Youth se aleja un poco del noise-rock para integrar estructuras más pop en su música. Fallido álbum conceptual, Sister fue en parte inspirado en la vida y obra del escritor Philip K. Dick. (La "hermana" del titulo hace referencia a la hermana melliza de Dick, fallecida poco después de su nacimiento). Fue grabado completamente con equipos análogos de tubos de vacío, lo cual aportó en su sonido: abrasivo, crudo y molesto para las mentes educadas. Ubicado en el puesto 14 del “Top 100 albums of the 1980’s” de Pitchfork media, “Sister era la última explosión de la temprana etapa de Sonic Youth antes de que ellos se moldearan y se movieran a sellos más grandes y un público más amplio”.
Tras Sister, firmarían con Enigma y finalmente con Geffen: convertidos en iconos alternativos, harían grandes giras donde los teloneaba un grupo relativamente desconocido en aquel entonces: Nirvana.



Cotton crown incluido en el disco Sister (1987)

_________________

fedenieko
Admin
Admin

Mensajes : 3348
Fecha de inscripción : 24/01/2011

Volver arriba Ir abajo

Re: 1001 discos que hay que escuchar antes de morir

Mensaje  fedenieko el Lun 27 Jun 2011, 11:39

The Triffids - Calenture (1987)



Hijo de padres religiosos, el joven DAVID McCOMB ganó varios premios escolares de literatura inglesa y religión. Estas influencias son evidentes en las canciones de su 4º álbum con THE TRIFFIDS.
Si hubiese sido necesario establecer una categoría que pudiese denominarse gospel-indie, McCOMB lo hubiese echo con fervor. Su triste voz transmite el entusiasmo de un singular predicador .respecto a las letras, su poesía da vida a canciones que rezuman abandono y añoranza.
La banda, formada por David McComb, su hermano Robert , Martin Casey (luego en The Seeds), Phil Kakulas (más tarde reemplazado por Jill Birt) y Alsy McDonald, la banda editó seis discos entre los años 1983 y 1989, siendo los más celebrados el citado Born Sandy Devotional, de 1986 o Calenture, un año más tarde. Sin embargo, la falta de popularidad y otros motivos hizo que la banda se deshiciera. Su líder, David McComb, emprendió una carrera en solitario, pero fallecería en el año 1999.
22 años se han cumplido de la publicación de su mejor disco. The Triffids, que estaban predestinados a comerse el mundo, padecieron la incomprensión de éste, y sobre todo, el pésimo funcionamiento de un conglomerado industria musical-medios de comunicación que ya entonces daba grima...
Calenture es un palabro que en inglés se refiere al delirio que muchos marineros sufrían tras largos períodos en alta mar, que les hacía sufrir alucinaciones, la más común de las cuales era que veían, en lugar del océano, campos de verde hierba, praderas inmensas, que les llevaba a querer tirarse de los barcos. Una de esas gemas incomprensiblemente ocultas, me hace preguntarme cada vez que lo escucho, por qué no fueron grandes entre los grandes, conocidos entre los conocidos. Por qué unos sí, y otros con más méritos, no (ellos).
Impecable de principio a fin, no hace mucho se reeditó con cinco bonus-tracks, y un segundo disco con versiones demo de los temas del LP. Infalible, por muchas veces que se escuche.



Hometown farewell kiss incluido en el disco Calenture (1987)

_________________

fedenieko
Admin
Admin

Mensajes : 3348
Fecha de inscripción : 24/01/2011

Volver arriba Ir abajo

Re: 1001 discos que hay que escuchar antes de morir

Mensaje  fedenieko el Miér 29 Jun 2011, 11:55

Michael Jackson - Bad (1987)



Bad es un álbum creado por Michael Jackson, publicado en 1987, con más de 30 millones de copias vendidas y 5 números uno en las listas de EE.UU. (Billboard Hot 100). Fue su reaparición en el mercado, con un álbum, cinco años después de lanzar Thriller y tras múltiples aplazamientos y rumores.
Tanto en sus planteamientos líricos como musicales, el anticipo del álbum Bad, logró crear la máxima expectativa entre los fans de Jackson, ya que para septiembre de ese mismo año se anunciaba la puesta a la venta del álbum, a la par que Jackson partía de gira rumbo a Asia. Bad se publicó a finales de septiembre de 1987. Tuvo que sufrir las inevitables y engorrosas comparaciones del álbum anterior, Thriller.
Bad es un disco experimental, un tanto hiperproducido, recargado de instrumentos y efectos, en el que Jackson y Quincy Jones, nuevamente a la cabeza de la producción artística, intentan buscar nuevos sonidos, como el dance de la época, el R&B (soul y funk) y el hard rock. Bad fue la excusa para una gira mundial que mantuvo ocupado a Jackson desde agosto de 1987 hasta principios de 1989.
Bad, nada más al publicarse, fue disco de oro en los Estados Unidos en concepto de ventas anticipadas (500.000 sólo en EE.UU.). Michael Jackson deseaba batir un nuevo record con este disco: públicar en formato single (sencillo a 45 rpm de la época) las diez canciones (once en la edición en cd) que formaban el álbum. Casi lo consiguió, ya que fueron 9 los sencillos publicados, tanto en single, como en single promo. A la vez fue el primer y único artista en lograr cinco números 1 consecutivos en el Top 40 americano. A su vez, fue el único álbum en la historia que consiguió 5 puestos número 1 en la lista [[Billboard Hot 100] de singles.

"Nunca estoy satisfecho con nada. Soy un perfeccionista. Forma parte de quien soy." Michael Jackson, 1993



Smooth criminal incluido en el disco Bad (1987)

_________________

fedenieko
Admin
Admin

Mensajes : 3348
Fecha de inscripción : 24/01/2011

Volver arriba Ir abajo

Re: 1001 discos que hay que escuchar antes de morir

Mensaje  fedenieko el Vie 01 Jul 2011, 11:13

Pet Shop Boys - Actually (1987)



Pet Shop Boys es un dúo de synth pop procedente de Reino Unido. Sus integrantes son Neil Francis Tennant , vocalista, teclista y ocasionalmente guitarrista del dúo y Christopher Sean Lowe teclista y en ocasiones vocalista.
Pet Shop Boys es considerado como el mejor dúo en toda la historia de la musica Pop, superando a bandas insignes como Erasure, Eurythmics, Hall and Oates, Simon & Garfunkel entre otros, no solo por los exitos obtenidos tanto en ventas y puestos en los charts de mayor prestigio del mundo, sino que tambien por su alto nivel compositivo y vanguardista en cada uno de sus discos y presentaciones en vivo. Cabe destacar que Pet Shop Boys, no tan solo componen para si mismos, sino que colaboran frecuentemente con otros artistas tanto en la produccion, composición y remezcla de temas. Hasta el momento, el dúo ha editado 2 bandas sonoras y 10 discos de estudio, siendo el ultimo, Yes, producido por Xenomania en Marzo del 2009 y que ha recibido los elogios por parte de la critica especializada y a su vez, los primeros puestos de ventas en el Reino Unido y Europa.
En 1987 llegaría una época de éxitos sin precedentes en su historia, el 7 de septiembre del mismo año, sale su álbum Actually, que para muchos críticos es uno de sus mejores trabajos. Esta sería la época en la cual, el dúo adquiriría mayor fama a nivel mundial y eso quedaría demostrado en el buen desempeño que tuvieron sus singles en los listados.
Desde entonces, el grupo ha gozado de culto y éxito en los clubes estadounidenses, además de ocupar el cuarto lugar en la lista de artistas más exitosos en los "dance charts", tan solo detrás de Madonna, Donna Summer y Janet Jackson, con ocho números uno en el "Billboard Dance charts".

"Creía que habíamos descubierto el secreto de la música pop contemporánea." Neil Tennant, 2001



Rent incluido en el disco Actually (1987)

_________________

fedenieko
Admin
Admin

Mensajes : 3348
Fecha de inscripción : 24/01/2011

Volver arriba Ir abajo

Re: 1001 discos que hay que escuchar antes de morir

Mensaje  fedenieko el Dom 03 Jul 2011, 23:11

U2 - The Joshua Tree (1987)



The Joshua Tree, es el sexto álbum de estudio de la banda rock irlandesa U2 lanzado el 9 de marzo de 1987 por la Island Records. La ingeniería y la producción fueron de Brian Eno y Daniel Lanois. Este uno de los mejores y más exitosos disco de la banda, e incluye temas tan famosos como With Or Without You o Where The Streets Have No Name. En 2003 fue colocado en el número 26 en la Lista de Rolling Stone de los 500 mejores álbumes de todos los tiempos. Se convirtió rápidamente en un éxito de ventas mundial, alcanzando actualmente las 28 millones de copias, y proseguido de una igualmente exitosa gira por todo el mundo. El lugar donde sacaron el nombre y se tomaron las fotos del album es el Parque Nacional Joshua Tree.
Como anécdota, comentar que desde los primeros rumores del álbum se insistía en que el disco iba a ser doble, algo que finalmente no fue así. Pese a todo, Bono declaró que canciones como ‘Luminous Times (Hold On To Love)’ o ‘Walk To The Water’ eran continuación de ‘With Or Without You’ y que no se podían entender sin escuchar la trilogía completa.
The Joshua Tree, para muchos probablemente el mejor disco de la banda junto con Achtung Baby, y quizá el disco que les llevó a ser y consolidarse como la gran banda que hoy es.



Exit incluido en el disco The Joshua Tree (1987)

_________________

fedenieko
Admin
Admin

Mensajes : 3348
Fecha de inscripción : 24/01/2011

Volver arriba Ir abajo

Re: 1001 discos que hay que escuchar antes de morir

Mensaje  fedenieko el Mar 05 Jul 2011, 11:49

Terence Trent D'arby - Introducing the Hardline According to (1987)



Terence Trent D'arby, neoyorkino al igual que otro de las grandes músicos afroamericanos de los últimos años, Lenny Kraviz, se le empezó a conocer como el Príncipe, con permiso por supuesto de Mr Prince Roger Nelson. Junto a estos dos artistas conforman el trío de ases de finales del siglo XX y principios del XXI, respecto a ese estilo musical entre el rock, funk, R&B, pop y con un toque de sexualidad en sus temas.
Introducing The Hardline According to, es la ópera prima del artista, y vaya disco; ni siquiera los discos de debut de los anteriores (Prince y Lenny) se puede decir que estaban a la altura. Aunque para Terence el problema vendría después debido a la dificultad de mejorar un disco como éste.
En 1987 sale a la luz acompañado por una gran campaña publicitaria, con la mejor promoción y cobertura desde Sgt. Pepper de Beatles. El primer single que sale a la calle de D'Arby's es "If you let me stay" que, ascendió a los Top Ten de las listas, al igual que el disco.
El éxito en U.K. y otros países europeos no fue respaldado en EE.UU. hasta 1988, año en el que una de sus canciones más funkys "Wishing Well" alcanza el número uno. La balada "Sign Your Name" se coloca entre los cinco más vendidos.
Llegó a vender más de 12 millones de copias del disco en todo el mundo y, gracias a él, Terence ganó el Grammy a la mejor interpretación vocal masculina R&B en 1988. Fue el primer afroamericano que apareció en la portada de la revista Rolling Stone desde que lo hiciera, ni más ni menos que Jimi Hendrix.
Con el éxito del disco como aval Terence salió de gira mano a mano con el camaleónico David Bowie, que por aquella época lanzaba un disco recopilatorio de singles.
Se ponen en voca de Terence cosas como que este disco era mejor que cualquiera de los Beatles, o como que sentía que Prince hubiera nacido en el mismo siglo que él. Seguramente fuera más una cuestión de marketing que otra cosa, en mi opinión es un súper disco, sin duda uno de los mejores hechos jamás.

"Soy un artista. No hay duda." Terence Trent D'arby, 1993



Sign your name incluido en el disco Introducing the Hardline According to (1987)

_________________

fedenieko
Admin
Admin

Mensajes : 3348
Fecha de inscripción : 24/01/2011

Volver arriba Ir abajo

Re: 1001 discos que hay que escuchar antes de morir

Mensaje  fedenieko el Jue 07 Jul 2011, 11:07

The Pogues - If I Should Fall From Grace With God (1988)



The Pogues es una banda de rock Británica, surgida a principios de los ochenta. Aparecen en los años posteriores al surgimiento del movimiento Punk, y mezcla a partes iguales música punk y música tradicional irlandesa.
Poco tiempo después de grabar Rum, Sodomy, and the Lash, (agosto de 1985), Cait O'Riordan contrae matrimonio con Elvis Costello y abandona la banda. Es sustituida por Darryl Hunt. También se une a la banda el experimentado músico folk Terry Woods, dando lugar así a la formación más conocida de la banda.
En If I Should Fall From Grace With God (1988), su tercer álbum de estudio y uno de los mejores discos de la banda. Vemos una mayor variedad de géneros (aires árabes en Turkish song of the damned, rock en Thousands are sailing,
If I Should Fall From Grace With God no sólo contiene las mejores canciones del repertorio de la banda, sino que recubre con un traje radial la inherente mala leche de los irlandeses.



If I should fall from grace with god incluido en el disco If I Should Fall From Grace With God (1988)

la entrega de hoy viene acompañada de un documental sobre Shane MacGowan, cabeza visible y cantante de los Pogues. Aviso que está en inglés y dura cerca de 2 horas.


_________________

fedenieko
Admin
Admin

Mensajes : 3348
Fecha de inscripción : 24/01/2011

Volver arriba Ir abajo

Re: 1001 discos que hay que escuchar antes de morir

Mensaje  fedenieko el Mar 12 Jul 2011, 12:02

Leonard Cohen - I'm Your Man (1988)



Leonard Norman Cohen, poeta, novelista y cantante canadiense, nació el 21 de septiembre de 1934 en Montreal.
I'm Your Man es el noveno álbum de Leonard Cohen, lanzado en 1988. Está considerado como su "regreso" musical, después de la poca promoción del anterior álbum, Various Positions. De hecho, fue uno de sus discos mejor vendidos, e incluso alcanzó la primera posición de venta de álbumes en Noruega y España.
El disco evoluciona a un sonido de pop sintético que poco tiene que ver con el de los primeros álbumes de Cohen. También es destacable que en I'm Your Man comienza la colaboración con Sharon Robinson, que posteriormente trabajará con Cohen en sucesivas ocasiones (sobre todo en el disco Ten New Songs).
La canción elegida para promocionar el álbum fue "First we take Manhattan", que un año antes había sido grabada por Jennifer Warnes. No tardó en convertirse en un clásico de Cohen, y tiempo después la versionarían grupos y cantantes como R.E.M., Joe Cocker o Enrique Morente y Lagartija Nick. Otro tema clave es "Take this waltz", donde Cohen musicaliza el poema de Federico García Lorca "Pequeño vals vienés".
I'm Your Man marca un cambio en su trayectoria en cuanto a escritura y composición. Los sintetizadores están muy presentes y la escritura se ha vuelto mucho más comprometida y adopta tintas de humor negro. Un cambio de tercio impresionante hacia lo sofisticado y las texturas musicales modernas, "I'm Your Man" reestablece la maestría de Leonard Cohen. Apoyandose en ritmos impulsivos y teclados, Cohen inspecciona el paisaje global del mundo y de la sociedad de finales de los 80' con un preciso ojo clínico.

"Hay un elemento en las canciones que proporciona un profundo confort y una profunda paz, y estimula la imaginación y la valentía" Leonard Cohen, 1995



Tower of song incluido en el disco I'm your man (1988)

_________________

fedenieko
Admin
Admin

Mensajes : 3348
Fecha de inscripción : 24/01/2011

Volver arriba Ir abajo

Re: 1001 discos que hay que escuchar antes de morir

Mensaje  fedenieko el Jue 14 Jul 2011, 11:16

The Waterboys - Fisherman's Blues (1988)



The Waterboys es una banda formada en 1983 por Mike Scott. La composición de la misma ha girado siempre en torno a músicos de Escocia e Irlanda. Las sedes de la misma se han alternado entre Dublín, Spiddal, Nueva York y Findhorn. Su música ha pasado desde una mezcla de folk Celta hasta el rock’n’roll, siempre con un estilo múy personal otorgado por el talento de su líder Mike.
La grandiosidad que Mike Scott anduvo persiguiendo con sus anteriores álbumes la encontró paradójicamente con éste. Si hasta entonces habían sido una especie de perseguidores de U2 y de su épica, es volviendo la mirada a la eterna Irlanda y a sus bucólicos paisajes como lograron hacer su mejor disco. Con la incorporación del violinista Steve Wickham, que convenció a Scott de retirarse a Irlanda y que aportó el elemento folk al grupo, The Waterboys consiguieron el majestuoso sonido y la gran música que siempre habían buscado. La espiritualidad de Mike Scott, su fascinación literaria y su querencia dramática se canalizaron a través de un puñado de hermosas canciones, de lo cálido a lo siniestro, que ni siquiera su voz de cabra perdida pudo estropear.
El sonido de los primeros Waterboys fue llamado The Big Sound tras un tema de su segundo álbum, A Pagan Place. Este estilo fue descrito por Mike como «una metamorfosis por ver la autoría de Dios en el mundo». Sus influencias se encuentran entre Simple Minds, The Alarm, In Tua Nua, Big Country, Horhouse Flowers y World Party

"Todo cambió..." Mike Scott, 1991



And a bang on the ear incluido en el disco Fisherman's blues (1988)

_________________

fedenieko
Admin
Admin

Mensajes : 3348
Fecha de inscripción : 24/01/2011

Volver arriba Ir abajo

Re: 1001 discos que hay que escuchar antes de morir

Mensaje  fedenieko el Dom 17 Jul 2011, 23:05

Fishbone - Truth and Soul (1988)



Fundada en 1979, la banda de ska-punk Fishbone nunca se avergonzó de tocar temas de funk metal frenéticos y bravucones. Desde el principio Fishbone se ganaron la atención de la gente por sus conciertos, teniendo la reputación de ser una de las bandas más diversas en el género del rock alternativo. Su peculiar guiso de diferentes estilos, mezclados con mucha energía y servido a golpes rítmicos fue una inmensa influencia en la escena de ese estilo híbrido a base de funk / soul / new wave / metal / rap, que empezaba a hacerse en los noventa.
Aunque la banda tuviera esa actitud y sonido maníacos, fue fundamentalmente una banda de Ska Reggae en sus primeros comienzos. Pero en 1987, la banda subió la distorsión y los sonidos heavy metal y hardcore empiezan a crepitar en su música. En 1988 “Truth and Soul” les llevaría a ser aclamados por crítica. Un retazo de diversas críticas sociales, “Verdad y Alma” abarca temas tan importantes como las rupturas familiares, el racismo de principios del siglo veinte, el fascismo, la guerra nuclear o la opresión en los barrios hechos para la gente de ingresos más bajos. El álbum se destacó por una versión metal del clásico de Curtis Mayfield “Freddie´s Dead” de la banda sonora de Superfly. Ese mismo año el grupo estuvo de gira con los Red Hot Chilli Peppers y se hicieron muy populares a nivel nacional convirtiéndose en un referente para la floreciente escena de la música alternativa, sellando su legado con sus fulminantes directos en los que no tenían rival en furia e intensidad.



Bonin' in the boneyard incluido en el disco Truth and soul (1988)

_________________

fedenieko
Admin
Admin

Mensajes : 3348
Fecha de inscripción : 24/01/2011

Volver arriba Ir abajo

Re: 1001 discos que hay que escuchar antes de morir

Mensaje  fedenieko el Mar 19 Jul 2011, 12:08

Everything But The Girl - Idlewild (1988)



Como tantas otras agrupaciones, Everything But The Girl tiene origen universitario. Fundado en 1982 por los estudiantes Tracey Thorn y Ben Watt en el Hull University, el dúo adquirió su nombre gracias a un cartel que colgaba de la vidriera de un local de muebles que anunciaba poseer todo para armar su dormitorio menos la chica. Ambos integrantes ya poseían alguna experiencia en el campo de la música. Tracey había formado parte de una agrupación femenina llamada Marine Girls, mientras que Ben adquirió alguna experiencia editando dos singles bajo el nombre de Roberto Watt.
Su gran obra hasta la fecha: Idlewild, el cuarto álbum de estudio. Un sonido pop con influencias jazz y bossa nova, Este disco extraería los mejores elogios de la siempre exigente prensa inglesa y, gracias a "I Don´t Want To Talk About It" (composición del Crazy Horses, Danny Whitten), EBTG volvería a ingresar a los rankings británicos, pero esta vez en los primeros tres lugares. “Idlewild”, su disco más elogiado por la crítica y el público.



Shadow on a harvest moon incluido en el disco Idlewild (1988)

_________________

fedenieko
Admin
Admin

Mensajes : 3348
Fecha de inscripción : 24/01/2011

Volver arriba Ir abajo

Re: 1001 discos que hay que escuchar antes de morir

Mensaje  fedenieko el Sáb 30 Jul 2011, 10:39

Living Colour - Vivid (1988)



A finales de los años ochenta, en plena ebullición de todo el Thrash Metal con sus calaveras y sus historias diabólicas y el Hard Rock “Panten Pro-V”, salta a la palestra un grupo llamado Living Colour con su disco debut “Vivid”, con una imagen totalmente Funk y con dos auténticos portentos de la naturaleza llamados Vernon Reid y Corey Glover a la guitarra y voz respectivamente.
"Vivid" es una explosión sonora. Funk, Heavy Metal, Soul y buenas canciones en raciones gigantes. Producido por Ed Stasium, capaz de trabajar con gente como Talking Heads, Julian Cope o Ramones y Motörhead, y apadrinado por gente como Mick Jagger o Public Enemy, ya desde el principio enseña sus cartas y muestra que va a moverse a caballo entre los estilos antes mencionados. De hecho, el disco lo podemos dividir en dos partes bien distintas: la Hard Rockera con “Cult Of Personality” o “Desperate People”, donde las canciones son más estándar, con potentes bases rítmicas, delirantes punteos a cargo de Vernon, y la voz de Corey Glover que más parece un chorro a presión al estilo Hard Rock de los ‘70 pero con ese toque negroide, soulero que hacen de Living Colour una banda especial. Y por otro lado estaría la parte más Funk, donde meteríamos coplas como la marchosa “Funny Vibe” (que recuerda mucho a los Red Hot Chili Peppers del "Mother´s Milk" o “What´s Your Favorite Color?” donde el metálico riff del principio da paso una guitarra hiper funky que hace que sea una de las canciones mas bailables del disco. Esto es Living Colour



Cult of personality incluido en el disco Vivid (1988)

_________________

fedenieko
Admin
Admin

Mensajes : 3348
Fecha de inscripción : 24/01/2011

Volver arriba Ir abajo

Re: 1001 discos que hay que escuchar antes de morir

Mensaje  fedenieko el Lun 01 Ago 2011, 18:44

Mudhoney - Superfuzz Bigmuff (1988)



Mudhoney es una banda pionera del movimiento grunge formada en la ciudad de Seattle tras la disolución de Green River, grupo en el que estaban Stone Gossard y Jeff Ament (luego en Pearl Jam) y Steve Turner y Mark Arm quienes luego formarían Mudhoney junto al baterista Dan Peters y al bajista Matt Lukin.
En 1988 sacan su EP debut, Superfuzz Bigmuff el cual contiene su canción más famosa Touch Me I'm Sick, su música se caracteriza por un punk energético con algo de psicodelia y mucho garaje.
A pesar de haber coincido con todo el boom grunge y del movimiento de Seattle nunca llegaron a la fama ya que su estilo es muchísimo menos comercial que el de las otras bandas, más cercano al sonido de Nirvana en su álbum debut, Bleach.
Despues del auge Grunge especialmente dado por el grupo Nirvana, todas las bandas provenientes de Seattle fueron buscadas por los grandes sellos para firmar contratos. En el caso de Mudhoney fueron reclutados por el sello Reprise. El sello buscaba captar al mismo público objetivo de bandas tales como Nirvana, Soundgarden o Pearl Jam. Esto no sucedió, ya que muchos de los seguidores de estas bandas encontraban el sonido de Mudhoney demasiado excéntrico, convirtiendo la experiencia con el sello Reprise luego de un tiempo en algo decepcionante, lo que no impidió que Mudhoney lanzara dos de sus grandes trabajos My Brother the Cow and Tomorrow Hit Today bajo esta misma etiqueta.



Mudride incluido en el disco Superfuzz bigmuff (1988)

_________________

fedenieko
Admin
Admin

Mensajes : 3348
Fecha de inscripción : 24/01/2011

Volver arriba Ir abajo

Re: 1001 discos que hay que escuchar antes de morir

Mensaje  fedenieko el Miér 03 Ago 2011, 19:17

R.E.M. - Green (1988)



Green es el sexto album de estudio de la manda norteamericana REM. El disco, fue doble platino en Estados Unidos, y fueron 4 singles los que sacaron a la luz del disco: -Stand-Orange Crush-Pop Song 89-Get Up.
R.E.M. habían pasado, en siete años, de ser una banda minoritaria a poder cobrar adelantos de diez millones de dólares por cinco discos. Y todo ello manteniendo los derechos de autor de los masters. Era una posición demasiado jugosa como para dejarla pasar. Así que Warner fue la premiada y R.E.M. dieron a la discográfica lo que deseaba: un disco de éxito masivo. Eso, ni más ni menos, es Green.
El proceso de reencuentro con ellos mismos se llevo a cabo en el estudio, con Scott Litt de nuevo a los mandos. No es justo que se menosprecie la aportación del productor, ni en Green ni en el resto de disco que hizo con el cuarteto de Athens. Litt consiguió que R.E.M. buscaran diversos caminos por los que entrar al mercado.
Por encima de cualquier otra apreciación, lo que Green acabó siendo es el disco perfecto para debutar en una multinacional. Con toda la presión del dinero recibido, de sus seguidores reclamándoles el cambio a Warner, R.E.M. grabaron una obra donde los estribillos son contagiosos, el sonido intenso y las canciones ideales para irte a un gran estadio y tocarlas ante miles de personas. Se habían hecho mayores, sí, pero en el mejor sentido de la palabra. Y, pese a todo, no quisieron barrer del todo su ambigüedad, su origen subterráneo.


"Creo que la opinión pública realmente puede cambiar." Michael Stipe, 1989



Stand incluido en el disco Green (1988)

_________________

fedenieko
Admin
Admin

Mensajes : 3348
Fecha de inscripción : 24/01/2011

Volver arriba Ir abajo

Re: 1001 discos que hay que escuchar antes de morir

Mensaje  fedenieko el Vie 05 Ago 2011, 16:22

Happy Mondays - Bummed (1988)



Happy Mondays son una banda de rock alternativo formada en 1981 en Manchester, Inglaterra. Junto a bandas como The Stone Roses, The Charlatans, Joy Division o New Order entre otras, lideraron la escena musical denominada «madchester». La escena mezclaba el rock psicodélico, el indie y la música dance.
El fundador de la discográfica Factory Records y el club Haçienda de Manchester, Tony Wilson, contrató a Happy Mondays durante una de las míticas "batallas de bandas" del local nocturno. Tony Wilson planificó la estrategia a seguir para hacer triunfar al grupo y dio mucha importancia a que trabajaran con productores de renombre y que su música fuera remezclada por populares disc jockeys.
En 1988 y en su bautizado como "Segundo verano del amor", la música house explota definitivamente en los clubs de Manchester trayendo de la mano el 'éxtasis' y la cultura rave. En este ambiente, Happy Mondays y sus compañeros de generación eran acogidos por la prensa como the next big thing, y su segundo álbum, Bummed (1988), producido por Martin Hannett (Joy Division, New Order), fue un pelotazo con sus guitarras ácidas sobre una bases bailables.
Así, a comienzos del año 89' Happy Mondays eran, con permiso de sus paisanos The Stone Roses, una de las bandas indie más famosas, notoriedad a la que también contribuía la publicidad que les daba sus abusos con las drogas.



Performance incluido en el disco Bummed (1988)

_________________

fedenieko
Admin
Admin

Mensajes : 3348
Fecha de inscripción : 24/01/2011

Volver arriba Ir abajo

Re: 1001 discos que hay que escuchar antes de morir

Mensaje  fedenieko el Mar 16 Ago 2011, 20:42

The Go-Betweens - 16 Lovers Lane (1988)



The Go-Betweens fue un grupo indie liderado por los cantantes y guitarristas Robert Forster y Grant MacLennan formado en Brisbane, Australia en 1977. Su música tuvo una gran influencia en los grupos indie pop surgidos a partir de los años 1980.
La primera formación de la banda se completó con Linda Ross en la batería hasta 1978, sustituida por Tim Mustapha hasta 1979. En su periodo clásico el grupo incluyó a Lindy Morrison (batería, 1980-1989), Robert Vickers (bajo, 1983-1987), Amanda Brown (violín, oboe, guitarra y coros, 1986-1989). Para su reagrupación en los años 2000, se incorporaron Glenn Thompson (batería, 2000-2006) y Adele Pickvance (bajo, 2002-2006).
La parte central del grupo fueron las composiciones de Forster y MacLennan, quienes fueron calificados por el crítico del Village Voice Robert Chitsgrau como la mejor alianza de compositores de la actualidad. Cada uno de ellos desarrolló un estilo propio, pero complementario con el del otro; mientras las canciones de Forster se caracterizaban por sus aristas, su angustia y su ironía, las composiciones de MacLennan eran generalmente más reposadas y sensibles.
Los dos últimos LPs de su primera etapa, Tallulah (1987) y 16 Lovers Lane (1988), siguieron sin alcanzar las listas de éxitos, a pesar de ser los discos más comerciales que el grupo había grabado hasta entonces. En 1989, después de seis discos publicados, Forster y MacLennan decidieron disolver la banda.
16 Lovers Lane. Un álbum sobre las relaciones y el lado amargo del amor que es perfecto en todo lo que puede valorarse de él, porque aunque el paso de los años puede haber causado en él un pequeño desfase en la producción, suena precioso para ser un disco de los 80. Para algunos mejor que lo mejor de The Smiths. A la altura del Steve McQueen de Prefab Sprout. Una joya de guitarras cristalinas, ritmos dulces y poesía brillante en diez cortes para el recuerdo
.



Love goes on! incluido en el disco 16 lovers lane (1988)

_________________

fedenieko
Admin
Admin

Mensajes : 3348
Fecha de inscripción : 24/01/2011

Volver arriba Ir abajo

Re: 1001 discos que hay que escuchar antes de morir

Mensaje  fedenieko el Jue 18 Ago 2011, 21:47

Cowboy Junkies - The Trinity Session (1988)



Cowboy Junkies es una banda familiar, fiel y sin prisas, dejando que sus discos y su vida fluyan de modo natural entre el río de la música. Hace más de veinte años y mientras viajaban en una furgoneta descubrieron que el country todavía tenía muchas puertas sin abrir y que querían traspasarlas para ver a dónde se podía llegar. Gram Parsons había abierto algunas, ellos decidieron seguir investigando. Aprovecharon la tradición, el folk, el country, el blues, e incluso el rock para lograr un sonido único. Llevaron la suavidad y la lentitud a una de sus máximas expresiones artísticas, a un paraíso inexplorado.
Y sin duda dieron con una puerta mágica cuando decidieron grabar su segundo disco “The Trinity Session”. Aprovecharon la tradición, el folk, el country, el blues, e incluso el rock para lograr un sonido único. Llevaron la suavidad y la lentitud a una de sus máximas expresiones artísticas, a un paraíso inexplorado.
La grabación se hizo en la iglesia “Holy Trinity”, después que Peter Moore, productor del anterior disco, recorriera diversos locales de Toronto en busca de un sonido característico y especial. Tras decidirse por la iglesia como la mejor opción y tras un pequeño engaño solicitándola para grabar villancicos consiguieron que se la alquilaran por 12 horas (eso sí, como había sido declarada monumento histórico permanecería abierta al público unas horas al día para su visita)
Habían quedado contentos con el sonido del primer disco y decidieron seguir grabando con un solo micrófono, dos pistas y en directo. Peter Moore iría cambiando de lugar el micro dependiendo del protagonismo que quisiera obtener de las voces o los instrumentos.
Si bien su primera intención era editar cinco mil copias en su propia compañía independiente, Latent, acabaron vendiendo millones a través de una distribuidora multinacional. El único problema que se le podría achacar a este trabajo es que a partir de su éxito todas las grabaciones siguientes serán comparadas con ella y se les exigirá que la igualen o superen, cosa que no ha podido ser.



Walking after midnight incluido en el disco The trinity session (1988)

_________________

fedenieko
Admin
Admin

Mensajes : 3348
Fecha de inscripción : 24/01/2011

Volver arriba Ir abajo

Re: 1001 discos que hay que escuchar antes de morir

Mensaje  fedenieko el Sáb 20 Ago 2011, 12:11

Tracy Chapman - Tracy Chapman (1988)



Tracy Chapman es una cantautora estadounidense ganadora de varios premios Grammy. Nacida en Cleveland, Tracy Chapman comenzó a tocar la guitarra y a escribir canciones con tan sólo 11 años.
Durante sus estudios universitarios, Chapman comenzó a tocar en la calle y en cafés de la ciudad de Cambridge en Massachusetts. Tras su graduación fichó por la compañía Elektra Records, lanzando el disco homónimo debut “Tracy Chapman”, lanzado en abril de 1988, El álbum fue muy bien acogido por la crítica, y ella comenzó una gira donde fue captando a un gran número de fans. Tras su actuación en el concierto homenaje a los 70 años de Nelson Mandela, la canción Fast Car comenzó a subir en las listas americanas hasta alcanzar el Top 10. El álbum alcanzaría ventas elevadas llegando al disco de platino y Tracy lograría tres grammys en la edición de ese año, ha vendido más de 19.5 millones de unidades en el mundo.
El álbum fue muy bien calificado por la crítica, y causó un gran impacto mundial ya que dio inicio a que otras cantantes de color iniciaran en la escena musical, entre ellas se destacan Sarah McLachlan y también Tori Amos. Aunque la canción "Fast Car" fue un gran éxito a nivel global, Chapman jamás volvería a repetirlo.
Tracy fue galardonada en 1989 con el premio Grammy al "Mejor álbum de Folk Contemporaneo" y a la "Mejor Interpretación de Pop Femenino" por "Fast Car".
En 1989, la distinguida revista Rolling Stone, clasificó el álbum en el puesto #10 en la lista de "Los 100 álbumes más exitosos de los años 80s". En 2003, ocupo el puesto #261 en la lista de "Los 500 álbumes más exitosos de la historia". También Tracy Chapman es el álbum número #74 más exitoso del planeta.



Fast car incluido en el disco Tracy Chapman (1988)

_________________

fedenieko
Admin
Admin

Mensajes : 3348
Fecha de inscripción : 24/01/2011

Volver arriba Ir abajo

Re: 1001 discos que hay que escuchar antes de morir

Mensaje  fedenieko el Lun 22 Ago 2011, 18:35

My Bloody Valentine - Isn’t Anything (1988)



My Bloody Valentine es la banda más importante dentro del shoegazing, un estilo musical iniciado a fines de los ochenta. Influenciados por el post-punk, el dream pop y el rock alternativo de bandas como Sonic Youth, The Velvet Underground, The Jesus and Mary Chain y Cocteau Twins, quedaron establecidos como una leyenda del rock independiente, siendo inspiración e influencia para bandas contemporáneas importantes.
Pese a haber tenido una corta vida (1985-1991), marcaron fuertes tendencias y toda una forma de hacer música que se fundamenta en guitarras distorsionadas y semi-ambientales, con voces femeninas frágiles y melódicas contrapuestas a ambientes extremadamente densos. Por eso, su guitarrista, Kevin Shields, es también una figura de la época, y es padre del modelo que siguen otras bandas similares como Ride, Lush o Slowdive.
Después del golpe de genio de los dos eps que acompañaron a este disco, Isn’t Anything es la primera obra larga realmente imprescindible de My Bloody Valentine. Las guitarras ya aparecen totalmente deformadas, con un sonido peculiarísimo como el que no tarda en escucharse en la canción inicial ‘Soft as Snow‘. Ahora son un grupo mucho más consciente de sus posibilidades, por lo que empiezan a probar sus límites.
Isn’t Anything es un disco de os que crean escenas y con el que dan ganas de comprarse una guitarra y probar lo mismo que se hace.
Recogiendo influencias del dream pop y de bandas como The Jesus and Mary Chain, los Valentine lograron crear un sonido único y característico que determinaría toda la música indie contemporánea.

"Mi versión de la realidad..." Kevin Shields, 2004



Feed me with your kiss incluido en el disco Isn’t anything (1988)

_________________

fedenieko
Admin
Admin

Mensajes : 3348
Fecha de inscripción : 24/01/2011

Volver arriba Ir abajo

Re: 1001 discos que hay que escuchar antes de morir

Mensaje  fedenieko el Miér 24 Ago 2011, 21:47

Pixies - Surfer Rosa (1988)



Pixies es una banda de rock alternativo formada en 1986 en la ciudad de Boston, Estados Unidos. La banda ha estado integrada desde su creación por Black Francis, Joey Santiago, Kim Deal y Dave Lovering. Si bien Pixies solo pudo conseguir un modesto éxito en su país, alcanzó mucho mayor reconocimiento en Europa, en especial en el Reino Unido, a pesar de que ninguno de sus álbumes tuvo un gran éxito comercial.
La música de Pixies está influida por el punk y el surf rock. A pesar de que su estilo es muy melódico, son capaces de ser cáusticos. Esto se ve reflejado en las letras de Francis, cantante y compositor principal del grupo, que interpreta con un estilo de voz desesperado. Los temas de sus letras suelen girar en torno a fenómenos de difícil explicación, como el fenómeno OVNI o el surrealismo. Las referencias a temas como la inestabilidad mental, imágenes violentas tomadas de la Biblia, el incesto o daños físicos también son muy frecuentes en las letras de la banda.
Surfer Rosa es su primer álbum de larga duración, editado el 21 de marzo de 1988 por la discográfica independiente británica 4AD. La temática inusual y fuera de tono del álbum incluye mutilaciones y voyeurismo. Esto, sumado a su grabación experimental, su producción de baja fidelidad y un sonido de batería único, en gran medida gracias al ingeniero de sonido Steve Albini, ayudan a hacer de él un álbum inusual. Además, Surfer Rosa contiene muchos de los temas recurrentes de la primera época de Pixies, como letras en español y referencias a Puerto Rico.
Surfer Rosa es a menudo citado como uno de los favoritos de la crítica, e incluido frecuentemente en las listas profesionales de mejores álbumes de todos los tiempos. Muchos artistas de rock alternativo, incluyendo a Billy Corgan y PJ Harvey, han citado al álbum como fuente de inspiración; el vocalista de Nirvana, Kurt Cobain dijo en varias ocasiones que Surfer Rosa fue una gran influencia para la elaboración de Nevermind, llegando a fichar en 1993 a Albini para producir su álbum In Utero.
Surfer Rosa fue certificado oro por la Recording Industry Association of America en 2005, diecisiete años después de su primer lanzamiento.

"Tuve una educación basada en la biblia." Black Francis, 1988



Break my body incluido en el disco Surfer rosa (1988)

_________________

fedenieko
Admin
Admin

Mensajes : 3348
Fecha de inscripción : 24/01/2011

Volver arriba Ir abajo

Re: 1001 discos que hay que escuchar antes de morir

Mensaje  Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Página 4 de 9. Precedente  1, 2, 3, 4, 5, 6, 7, 8, 9  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.